España cayó ante Francia en la final de la Nations League, pero lo hizo, además de con polémica por el gol de Kylian Mbappé, con grandeza y Luis Enrique salió muy reforzado del torneo, como ya ocurrió en la Eurocopa. Por todo ello hay esperanzas de cara al futuro. Más aún teniendo en cuenta el buen momento de la selección sub-21, que camina con paso firme en la fase de clasificación para la Eurocopa de 2023.

El combinado de Luis de la Fuente sumó su cuarta victoria en los cuatro partidos que lleva de clasificación al imponerse este 12 de octubre a Irlanda del Norte en el Estadio La Cartuja de Sevilla por 3-0. Los dos primeros tantos los marcó Sergio Gómez, el segundo tras una jugada de ensueño que recordó a la mejor época del tiki taka en La Roja.

Corría el minuto 31 de partido y fue el propio guardameta, Julen Agirrezabala, quien inició la jugada en su área. El balón pasó por Unai Vencedor, Sergio Carreira, Abel Ruiz y Rodri Sánchez antes de que Sergio Gómez iniciara una carrera y batiera por bajo al guardameta norirlandés.